¿SERÁ LA BLOGUERA “MÁS DURA” QUE LAS OPOSITORAS DE LA GÜINERA?

domingo, 14 de octubre de 2012


¿SERÁ LA BLOGUERA “MÁS DURA” QUE LAS OPOSITORAS DE LA GÜINERA?
 (10-10-12-5:20PM)
Por: Lic. María del Carmen Carro
Yo estoy como Maripaz Martínez, de Asopazco. No me interesa dedicarle ni la mas mínima atención a quien pretende comenzar la historia anticastrista con la aparición de su “Generacion Y”, sitio que desde su mismo nacimiento se ha mantenido ocultando que ya el tema de las “Y”, en la Prensa Libre estaba más que gastado.
¿Si Yoany Sánchez se atribuye ser la inventora de la sopa de ajo?, mejor es que se dedique a leer los trabajos periodísticos en que ese fenómeno de la Y aparecía con mucha mas sutileza y elegancia que en su promovido Blog.
Claro que la noticia no era “la bloguera”. Allí, en Bayamo, se estaba produciendo un suceso lleno de dolor auténtico. Había mucho que preguntarle a los hijos del fallecido líder opositor Oswaldo Payá Sardiñas, quienes lucieron en las fotos, serenos, muy adecuados, a pesar del momento terrible que les ha tocado vivir. Los tres hijos de Payá, son jóvenes, hijos de un líder opositor reconocido.- ¿Cuántas preguntas de interés se perdieron? Ellos, sin dudas eran la parte más sensible de la noticia.
Ni aun el joven conductor, Ángel Carromero es la parte más sensible. Para el pasarán los años de encierro. Duros sin dudas.Para los hijos de Payá, una parte importante de sus vidas se fue para siempre. Irrecuperable pérdida
Sin embargo, en las declaraciones ofrecidas por la Bloguera, se pone de manifiesto un afán de protagonismo desmedido y ausente en cada palabra de reconocimiento a otras mujeres que si escribieron la historia verdadera, desde los primeros años del triunfo de Castro en 1959. Bien lo señala la española Maripaz, bautizada por mí como “la Cubanísima”.
Las marcadas intenciones de la “Jefa de la Blogosfera”, al resaltar que posee una valentía superior, sinceramente me dan mucha risa. “La bloguera por encima de las fuertes de la Güinera. JA… JA… JA.
Dentro del andar en ese mundo opositor que no se produjo dentro de una muy bien montada oficina en cualquier lugar de la que fuera mi casa. Todo lo contrario. Agradezco haber zapateado las calles y conocer mujeres guapas de verdad, como las que dirigía Miriam Cantillo en la Güinera, del municipio capitalino de Arroyo Naranjo.
-¿Conoce usted a esas mujeres opositoras Sra. Bloguera de las letras de “vuelo forzado”?
Esas mujeres eran conducidas una y otra vez, tantas como se les ocurriera al famoso y tenebroso Departamento 21. Y no para una Estacion de Policia. Para el mismo y tenebroso Cuartel general de la Seguridad Cubana: Villamarista.
Al llegar a Villa, usted quedaba sin opciones. Dos mujeres o tres, de pronto se aparecían ante la detenida y sin que mediara una sola palabra, las ropas rodaban frente arriba arrancándole casi la cabeza, La sensación de la ropa arañando sus ojos, sus labios su frente, quedaba por horas y la ardentía en los labios, que en muchas veces se partían y hasta sangraban, quedarán por siempre en nuestros recuerdos. Ninguna de esas valientes mujeres pudo evitar que las desnudaran, para quedar ante un ambiente de calor y frío. Tortura clásica de los aparatos represivos castristas.
Para ser más precisos. Si en la actualidad existe la opción de poder “rebelarse” a la fuerza de esas bien entrenadas mujeres carceleras, entonces es que TODO ESTÁ CAMBIANDO en Cuba y en los aparatos represivos cubanos.
Si ya una detenida puede resistirse sin quedar encarcelada e instruida de cargos, posteriormente. SIN DUDAS TODO ESTÁ CAMBIANDO. 
En el mejor de los casos cuando una detenida se “reviraba”, de esa forma. Era tan destruido su rostro en el forcejeo que quedaba allí por tiempo indefinido hasta que desaparecieran las huellas. Ni visitas familiares se les permitían.
Y cuando hablo de las mujeres anticastristas del Grupo de Apoyo a la Disidencia de la Güinera”, estoy resaltando palabras mayores. En una de aquellas rutinarias detenciones, una de las detenidas, que se encontraba en la celda tapiada de 100 y Aldabó comenzó a gritar y a dar taconazos en la puerta de hierro. Las demás le gritaban: ”Oye, tranquilízate, que nos estás choteando.” Si alguien grita sin parar, sin dudas “está histérica” y le tiene miedo a los calabozos”, sentimiento natural y comprensible. Y los oficiales dicen: “Esta no aguanta, ni el primer round.”
Conocí mujeres contestatarias. ¡Mujeres con mayúscula! Todas, luego de aquellas famosas detenciones para “100 y se acabó” o para Villa referíamos, que la parte más dura, es cuando te desvisten a la fuerza. Cacheo de rigor, que ofende a las políticas, porque eso tiene la finalidad de detectar drogas.
Pero, si vimos a muchas “histéricas”. Nunca entre las histéricas estuvieron las de la Güinera. Recomiendo, leer más y aprendercomo ha sido conformado por años el Movimiento Opositor Interno Femenino y no desde su reaparición, sino con aquellas primeras presas políticas.
Recientemente en un programa en la Poderosa con Héctor Fabian.- él me preguntó: ¿Cuándo consideras que hay más crueldad con las mujeres.¿Antes o ahora?
Mi respuesta: “La crueldad más grande. Indescriptible. Con las primeras presas políticas.”   
Y recordé mi visita a lo que fuera la cárcel de Guanabacoa, donde estuvieron las primeras presas políticas y allí en aquellas galeras oscuras, húmedas, casi se puede todavía sentir el dolor del presidio político histórico.
Aquellas mujeres, como las que les precedieron, al ser detenidas eran despojadas de toda pertenencias. Prohibidas de conocer en que hora o que minuto se les otorgaría una llamada familiar. Nunca llegaban esas llamadas.
Si esto ya no tiene ese rigor entonces…TODO ESTÁ CAMBIANDO EN CUBA.
¿Eso es lo que nos quieren decir?
Si mis palabras no llegan, como un signo claro, de que “con la Patria no se juega”. Y con el interés y propósito encomendados. Entonces, es sencillamente lamentable, como lamentable también es que una opositora cualquiera al Régimen de los Castro se compare con Pablo Escobar Gaviria.
La diferencia sería desfavorable en casos como éste. Sencillamente, porque a Escobar, a “pesar de los pesares”, lo describen como una persona sencilla, sin protagonismos inútiles y sin fanfarroneo. No se le describe como mentiroso y paluchero. La comparación crea una antítesis muy profunda.
¡Cuidemos a Cuba y al Movimiento Opositor Interno!