OBAMA, CASO ÚNICO

sábado, 12 de mayo de 2012


OBAMA, CASO ÚNICO
(5-9-12-5:00PM)
Por Andrés Pascual
Un buen razonamiento de una organización, dicen que neo-nazi, de Grecia, muy acorde con la realidad, cuando de sobrevivir como nación se trate: El partido de ultraderecha Aurora Dorada consigue 21 escaños en el Parlamento.“Mientras haya un solo griego en paro, no nos dan ninguna pena los inmigrantes”, aseguran sus dirigentes.
Chinchilla, presidenta costarricense, según el Herald, ha visto reducida su popularidad  por el incumplimiento de promesas de campaña electoral.
Este tipo de noticias no es primera nunca, porque puede prestarse a “análisis malintencionados” de lectores que ni se tragan lo que la izquierda quiera ni, mucho menos, se les puede engañar con semejante guayaba, por lo de la comparación suspicaz eh, solo por eso…
Si esta mandataria ha visto caer su popularidad a niveles misérrimos a la mitad del camino, ¿Cómo es posible que la de Obama no esté mucho más abajo del piso luego de un periodo completo?
Poco a poco, la gente que se preocupa por su futuro en Estados Unidos va aprendiendo de su error por elegir al califa trasvestido para que ocupara la excelencia del oficio a nivel mundial, desde lo que hoy bien puede llamarse la Casi Blanca; si se persiste en la pifia en noviembre, nadie sabe cómo pudiera renombrarse a la Casa del Presidente, tal vez la “choza beduína”…
¿Qué le falta a Obama por hacer? Reacondicionar al país a su estructura histórica? No, ¿Recuperar el verdadero protagonismo mundial de la nación de la única manera que pueden imponerlo los poderosos: por la fuerza y sin contemplaciones? No, ¿Establecer un equilibrio lógico y prudente entre todos los factores que confluyen como “melting pot”? No, ¿Salvar la economia? Menos, a fin de cuentas Soros, el judío que ayudó a los Nazis, cree que su fortuna, a disposición de la reacción islámico-comunista mundial hoy, será intocable  en un mundo de esclavos y esclavistas en perspectiva.
Al califa de nueva edición que dirige el destino de los Estados Unidos de Norteamérica, solo le falta salir del closet de los “comunistas” con toda la publicidad que semejante información arrastre y, dije comunista, porque no pude encontrar la palabra que refleje la combinación de extremista radical con la que nombra a los soldados del marxismo.
De cierta forma, cada paso que da es rumbo al “socialismo”, sin embargo, como siempre sucede, a lo mejor a este país habrá que integrarlo al grupo de Repúblicas bananeras, porque “no tenían experiencia previa”; aunque, por haberlo elegido en el 2008, ya lo son y de la forma más apabulladoramente desvergonzada posible.
Pero, volviendo al segundo párrafo, ¿Cómo es posible que este individuo, que no se cansa de engañar, que no ha cumplido ninguna promesa por las que fue elegido en el orden positivo, que solo ha hecho lo que le conviene al objetivo de desruir la nación americana desde las posiciones más racistas y antiamericanas jamás vistas, no ve caer su popularidad, según la media, a extremos de que se le pida la renuncia bajo amenazas de revuelta social de alto nivel?
Si lo reeligen, no solo esta, sino algunas otras respuestas desagradables pudieran ser escuchadas, lo único que se necesita es que vuelvan a equivocarse en noviembre.
El estadounidense promedio, confundido por los programas y por la información antiamericanos de una media peor, debería entender que, como pueblo, no tiene refugio más allá de sus fronteras.
Su suerte y la de todos los luchadores por su liberttad en el mundo, incluso sus esperanzas, deberá echarlas en 6 meses, vamos a ver si ejecuta suicidio en las urnas, u obra con la inteligencia que lo ha caracterizado desde hace 4 siglos.