UN EXTRAÑO INCIDENTE HISTÓRICO

viernes, 21 de diciembre de 2012


DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN
(12-10-12-5:30AM)
LA HISTORIA EN LA MEMORIA
 UN EXTRAÑO INCIDENTE HISTÓRICO
En esta vieja foto del año 1969, podemos ver los equipos de RCN (Radio Cadena Nacionalista) en plena transmisión. De izquierda a derecha: Aldo Rosado-Tuero (Director de la emisora), Pablo Castellón (ya fallecido) y Enrique Hernández.
Por Aldo Rosado-Tuero
En el año 1969, cuando el tirano de Cuba, se le metió entre ceja y ceja hacer una zafra gigante de diez millones de toneladas de azúcar, a mí y al grupo de camaradas que integrábamos el Consejo Director del Movimiento Nacionalista Cristiano (muy activo en aquella época) se nos ocurrió que teníamos que hacer lo indecible para que  Fidel Castro quedara mal y no lograra su tan cacareada meta y para frustrar sus planes en los que había empeñado todos los recursos del país. Nosotros, con   nuestros pocos recursos, y nuestra independencia de las agencias norteamericanas, nos las agenciaríamos para ser el pequeño insecto que le molestaría con sus incesantes pequeñas picaduras, para frustrar sus planes.
La jefatura militar del Movimiento, dirigida  por el ex paracaidista de la Brigada 2506, Pablo Castellón Hernández, apoyado al 100 % por el que esto escribe que ocupaba la Jefatura Nacional, hizo planes para introducir en la isla, algunas cantidades de fósforo vivo para proceder a la quema de extensos cañaverales. Como lo hicimos será narrado en otra oportunidad.
Para mantener  el contacto con nuestras células clandestinas, instalamos una potente estación de radio de onda corta, a la que bautizamos como "Radio Cadena Nacionalista (RCN) que daba instrucciones y mensajes en clave, y a diferentes horas transmitía programas noticiosos para Cuba. En poco tiempo logramos una buena audiencia dentro de Cuba y las estaciones de onda corta del régimen, especialmente las de los centrales azucareros, que coordinaban las labores de la zafra azucarera, intervenían en largas discusiones con nuestra planta. Algunas de ellas, muy sospechosamente nos replicaban con pocas  palabras y dejaban sus plantas abiertas por largo rato para retransmitir nuestras arengas. Nuestras sospechas las pudimos comprobar años después cuando llegaron al exilio algunos de los radioaficionados procedentes de Cuba, especialmente al operador de la denominada "España Cañí". Simpatizaban con nosotros y fingían estar con el régimen, y así nos daban la oportunidad de difundir nuestros mensajes.
Pero el 5 de diciembre de 1969, atendiendo a quejas del gobierno cubano, agentes de la Comisión Federal de Comunicaciones de los EE.UU. ocuparon nuestros equipos de radio, desde donde se originaban los programas de la RCN. Al  momento de la ocupación de la planta patriótica fue detenido el Jefe de Comunicaciones del Movimiento Nacionalista Cristiano, Raúl Martínez de Armas, en su residencia del 812 NW 8 Street Road, lugar donde se estaban llevando a cabo las transmisiones.
Al margen de las informaciones  que publicó la prensa de la Capital del exilio, ocurrió un hecho insólito, que nos dejó consternados a los que estabámos presentes mientras se incautaban nuestros equipos de radio:  El jefe de los Agentes de la FCC, se comunicó con Cuba, por la propia planta, antes de retirarla del aire, recabando de aquellos que estuviesen escuchándolo que se comunicasen con el gobierno de Fidel Castro y le expresasen el repudio del Gobierno de los Estados Unidos por tales transmisiones, al tiempo que le ofrecían excusas y le pedían perdón por lo sucedido.
Como se ve  nos es nada nueva la actitud de los gobiernos de este país, en la protección a la dictadura castrista.(Publicado originalmente en la edición del domingo 31 de diciembre del 2006)