COMO EL VIEJO JERINGA.- “VAYA EL CUBANO A COMER MORINGA”

miércoles, 20 de junio de 2012


COMO EL VIEJO JERINGA.- “VAYA EL CUBANO A COMER MORINGA”
 (6-20-12-5:00PM)
Por: Lic. María del Carmen Carro  
Desde el pasado 17 de junio, en que salieron las Reflexiones de Fidel Castro acerca de la “moringa”, muchos son los que han escrito sobre la famosa planta de la India. Pero, como no me quería quedar atrás, también desde ayer estoy preguntando a mis amigos y hasta desconocidos para llevarme una impresión exacta.
-¿Moringa? Bueno, “Mary eso es la m….de los caballos.”
¿Y como es eso que los cubanos se la van a comer?
No, no es m…de caballo.-respondí. Es una planta originaria de la India, que dice Fidel Castro que posee fuentes inagotables, que puede sustituir al huevo, la leche y…
¿Chica.-Tu estas hablando en serio?
Le pregunte a un chofer de una Compañía, la que reparte alimentos.
-¿sabes lo que es la moringa? ¿Tu Compañía no vende tortillas de moringa?
No. No, muy serio me respondía el chofer, un joven cubano el que dedica gran parte de su tiempo a la compra y venta de alimentos. No, no lo tengo en el listado.
Por favor revisa, a lo mejor lo tienes y no lo sabes.
Me respondió.-“eso es fácil, lo buscaré enseguida” y al verme que casi se me va la carcajada, me dice.- ¿Tu estás jugando?
No, le respondí, eso es lo que tu familia va comenzar a comer en Cuba: “MORINGA.”. (En la foto: Ensalada de hoja de moringa con tomates)
-“Oye como ese viejo jeringa”. Y casi como para no ofender, pero le salio del alma. “Moringa”, mira mejor que ese viejo se vaya ¡¡¡pa’ la p….!!!
Y así, llegue a un lugar de comidas de Centroamérica y pregunté por una tortilla con moringa. La empleada me miró, y me dijo muy seria. Aquí no se vende eso, y continúo su trabajo.
Mis recuerdos se fueron para mi infancia cuando la madre de mi madrina quería bailar la jota, y nos ponía a todas a bailar la jota. Mi madrina cuando nos aburríamos, nos pedía. Por favor, muchachitas, -“abuela Pilar está viejita”. Sigan bailando “la jota”
Nunca nos pasaron años bailando “jota”, pero si nos quitaron mucho tiempo de jugar y divertirnos. –Y hasta la abanicábamos muchísimo al tiempo que el sillón se balanceaba lento, hasta que Pilar se quedaba dormida.
Y a los pobres cubanos les esta pasando peor, con la diferencia que vamos a pagar años por tanto desatino.
Primero, cuando el Periodo Especial, los cubanos comenzaron a comer cáscara de plátano molida y decían que era picadillo. A la vez aparecieron los famosos bistec de cáscara de toronja. Y el arroz de fideos partiditos muy pequeños. Y tantos inventos, que llegaron a parar hasta en las pizzas de queso hecho con preservativos. Y hasta elementos inescrupulosos inventaron una fábrica casera de puré de tomates hecho con papel sanitario para darle volumen.
Por aquellos imborrables años ya no era profesora, trabajaba como intérprete simultaneo en la Refinería de Petróleo, y fui testigo de cómo hombres robustos se fueron convirtiendo en “guiñapos humanos”. A los Refineros, les dejaron de ofrecer leche. Alimento insustituible  por los químicos y  gases venenosos que se respiran dentro de un Centro de este tipo. Los cítricos eran “mejor’ decían los especialistas.
Siempre a principios de semana al llegar a la Refinería, comentábamos la única película que pasaban durante la semana. Y eso, si eras dichoso y el apagón no le tocaba a tu zona. Las mujeres, hablábamos con mucho entusiasmo de un comentarista de cine en televisión. Su apellido  era –Galeano-. A la mayoría nos agradaba, lo encontrábamos –muy simpático. Aquel hombre se fue apagando, y enflaqueciendo. Sin dudas, los recuerdos del Periodo Especial nos marcaron a todos los que lo tuvimos que sufrir.
Nunca entendimos, ni podremos entender porque los cubanos hemos pasado tantos trabajos con la alimentación. Desde la infancia nos educan con aquello que Cuba es un país con muchas riquezas, que la tierra de Cuba es incomparable. ¡Y es verdad! Me gusta tocar la tierra. Es una de mis predilecciones la siembra de plantas ornamentales. Y me gusta tocar la tierra y como la de mi Cuba no hay otra.
-Un verdadero insulto a nuestra nacionalidad es esto de que ahora los cubanos tienen que comer MORINGA.
Y mientras el chofer continuó en silencio bajando la mercancía, me miró casi con odio-y dijo.-“Oye, que Moringa, ni Moringa” que se vaya Pa” la ¡P…..! . Y reclamó, casi gritando, como si yo fuera la de la Moringa. -¿Y donde está el boniato cubano, la yuca, el maíz, la carne de puerco? ¡Eso también es culpa de los americanos!
Les muestro expresiones verdaderas, de cubanos que sufren y piensan en los que dejaron atrás. De esos cubanos que viven aquí en Miami o en cualquier otro lugar del mundo que se aguantan los bolsillos para poder ayudar a sus familiares. Les preocupa el nuevo invento de la “Moringa”. Se sienten ofendidos con la “Moringa.” Les aseguro que la “moringa” ha despertado más rechazo que el alza de impuestos a los envíos de medicina y alimentos a la Isla. La “Moringa”, se ha convertido en la palabra mas famosa del Down Town de Miami, de Hialeah, de la Pequeña Habana  y de todos los lugares donde hay cubanos. Yo me trevo a asegurar que si convocamos a una Marcha en contra de la “Moringa”. Lo logramos. Es más. ¡ABAJO LA MORINGA!
Cuando el Periodo Especial, los cubanos tuvieron que imaginar e inventar todo.
Comparamos: No había “Moringa”, pero si estaba el que jeringa y jeringa”.
 AHORA ESTÁ TODAVIA EL QUE JERINGA Y JERINGA Y LOS CUBANOS A COMER MORINGA.

1 comment

Saludos muy buen articulo aqui te dejo algo que hice cuando conoci la noticia... http://www.youtube.com/watch?v=M6ALsSzZZUQ&feature=youtu.be

www.juanitopanchin.es