GOLPEADA COBARDEMENTE Y A TRAICIÓN BLANCA HERNÁNDEZ MOYA

viernes, 9 de diciembre de 2011

GOLPEADA COBARDEMENTE Y A TRAICIÓN BLANCA HERNÁNDEZ MOYA
(12-6-11-10:05AM)
Blanca Hernández Moya, cubana ejemplar, enhiesta y firme como una palma real, que a sus 75 años arrostra todas las vicisitudes y los peligros y no la arredran las amenazas de los cobardes esbirros de la tiranía. Atacada alevosamente por órdenes de los esbirros de Raúl. ¡Y todavía hay por estos lares, "anticastristas" que nos critican porque estemos desenmascarando y dando a conocer los nombres y donde viven estos cobardes que se prestan a agredir a indefensas mujeres! (Foto: Héctor Julio Cedeño Negrín)
Por Héctor Julio Cedeño Negrín- Periodista Independiente de Cuba.
La Dama de Blanco, Blanca Hernández Moya, de setenta y cinco años de edad, fue golpeada fuertemente en la nariz y en el labio, al medio día del viernes 2 de diciembre, día de las “Fuerzas Armadas” de la revolución, por un individuo de tez negra, corpulento y de seis pies de estatura. Ella caminaba por las calles Galiano y San Rafael, al pie de la tienda Flogar. 
El individuo le propinó un codazo, derribándola al suelo, mientras sangraba profusamente por la nariz. Esta señora fue una de las dos mujeres que escenificó la protesta de miércoles treinta de noviembre en el Parque de la Fraternidad. Contra el hambre, la miseria y la pobreza, a la que es sometido el pueblo cubano, por el gobierno militar de Raúl Castro Ruz y a la que se sumo espontáneamente la población presente en el lugar. 
Esta anciana concitó la admiración general, de los transeúntes y la población habanera el día de la protesta. Los testigos calificaron la acción de valiente, en medio del extendido temor del pueblo cubano, que poco a poco lo está perdiendo, lo que tiene preocupado de los gobernantes.  
Al decir de un espectador –esas mujeres los tienen mejor puesto, que cualquier hombre. Pero la Policía Política, en su cobardía sin límites, envió al golpeador, en venganza y para que escarmentar a la septuagenaria opositora, que asegura que continuará la lucha a pesar de los riesgos. 
Cobardía como esta, de golpear mujeres y ancianas, no se vieron jamás en Cuba, ni siquiera durante las dictaduras de Gerardo Machado y de Fulgencio Batista. En tiempos de Batista, incluso, a las mujeres terroristas “revolucionarias”, les quitaban las bombas y las llevaban para sus casas y se la entregaban a su familia sin un rasguño y ahí está la historia, para demostrarlo.  
Esta protesta del miércoles treinta, fue diferente a la de Cuatro Caminos, de meses atrás, porque aquí continuó la protesta, incluso después de ser detenidas las mujeres y la policía se vió obligada a lanzar gases lacrimógenos y utilizar sus antimotines, contra el pueblo. 
La otra muchacha participante en la protesta, nombrada Ivonne Mayeza Galano, continuaba detenida, en una de las unidades de la policía y bajo la amenaza de procesarla, por ejercer la libertad de expresión, derecho consignado por la declaración universal de los derechos humanos y que es violada flagrantemente por el gobierno militar cubano.  
Blanca Hernández, la anciana golpeada el pasado viernes, participó este domingo, en la tradicional marcha de Las Damas de Blanco, por las calles de Miramar.  Las mujeres hoy, sacan la cara por el pueblo cubano, ante ellas, hay que quitarse el sombrero.