LOS FANTASMAS DEL CASTRISMO II

domingo, 2 de octubre de 2011

LOS FANTASMAS DEL CASTRISMO II
 (9-29-11-5:00PM)
Por Andrés Pascual
Los Castro personalizan su responsabilidad solo en lo que ellos consideran “buenas acciones” y de acuerdo a si les desvincula de su culpabilidad como gestores únicos de la destrucción de Cuba; por ejemplo: “ordené que les hicieran exámenes exhaustivos de salud por el Instituto de Medicina Tropical, porque muchos vienen con infecto-contagiosas desde sus países; que les reforzaran sus dietas y miren cuál ha sido el resultado; porque somos un pueblo latinoafricano…”) Así se refería el canalla en un discurso a los miles de estudiantes de África con los que llenó Isla de Pinos y el Occidente Cubano.
Otra vez dijo “…durante dos años estuve solo al tanto de las actividades en Angola, en Etiopía…hasta me hice cargo personalmente de las golosinas que disfrutaban nuestros internacionalistas; las galleticas que comían, de las que nunca debían carecer, las convertí en urgente tarea de Estado…”
Después que el sucesor accedió al trono ha dicho: “me están torpedeando las reformas, están creando más burocracia cuando estoy empeñado en combatirla…” Es decir, los buenos, ellos; los malos, los fantasmas perversos empeñados en bloquear la gran tarea de la Robolución, casi siempre nombrados como “se han cometido errores…”, o, a veces “todos hemos contribuido a…” y no se sabe quiénes son; es decir, como en Fuenteovejuna, todos mataron al comendador, por lo que nadie puede alzar el índice acusador. Sin embargo…
Según “dirigentes” de segunda, tercera y hasta de cuarta categoría, la reacción criminal contra la oposición, especialmente contra las Damas de Blanco, es el rechazo popular a elementos pagados por el Imperialismo que quieren destruir “la obra del pueblo”.
A como van las cosas, nadie debe dudar que, entre los babalaos de Cuba y de Venezuela, propongan en la próxima “letra del año” la presentación de estas abnegadas luchadoras como “los fantasmas del mal histórico”, culpables hasta por la leche que le quitaron a toda la población durante 50 años; o por el tiro que le desbarató los intestinos a Osvaldo Dorticós, ordenado por el propio sátrapa.
En Cuba quieren matar a algunos-as opositores, específicamente del grupo de mujeres empeñadas en recorrer el verdadero largo y tortuoso camino que lleva a “la luz al final del camino”, con mucho miedo supongo, pero con más valor y conciencia que el temor a la muerte.
Como está el panorama, todo indica el extremo peligro que corren esas luchadoras, porque el cobarde es peor y mas peligroso mientras más miedo tiene y no hay peor miedo que el generado por barricadas de moral sin armas ni protección oficial.
Como que al sitio Cuba Debate “se le fue” que la tiranía no permitirá que se pierda la calle y en el blog de una rata del DSE se sugirió la culpa de la dictadura en la organización, concentración y aseguramiento de sus legiones progromistas, pues resulta evidente que es hora de que el reptil mayor, en una de sus reflexiones, haga pública su conocida “ordené que…”
Como el sucesor cuando mandó a derribar las avionetas en 1997, ya le pueden decir ambos a la televisión oficialista que “y mandamos a matar unas cuantas, a ver si escarmientan…”
Con Obama no cuenten, que está esperando “gestos” para, “mientras dure mi gestión no renuncio al acercamiento (no cambios políticos) con Cuba”, aparentemente, el émulo de Castro en la obra de destruir a Estados Unidos, no considera el crimen contra la oposición ni digno de palabras duras.
Sin embargo, ahora mismo, 3:52 pm, veo a Conchi, del Telediario de la 1 de TVE, entrevistando a gente en La Habana sobre el logro que significa la compra y venta de autos; por supuesto, otro triunfo de Raúl contra los fantasmas del mal y otro bochornoso desvío de la atención ante el homicidio que preparan.